anterior autor siguiente

    MI ROSTRO

Como un extraño mi rostro se sorprende
cuando lo encuentro fugaz en los espejos,
sus labios tiemblan con angustioso dejo
como de infancia que cierta noche aprende

los harinados terrores del payaso.
Teme saberme tiniebla recubierto
de piel tan sólo, el instrumento incierto
donde mi  nombre suena sordo. Acaso

si en el retablo lejano que desdoro
estas mis cejas nocturnas elocuentes
en las diversas especies del azoro,

el hondo surco, esta nariz sapiente
vieran al centro de mi pausado coro
quién el tambor del pecho dobla hiriente.

autógrafo

Eliseo Diego


subir volver En la calzada de Jesús del Monte (1949)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio