anterior autor siguiente

    LAMENTO POR LA DIOSA PEQUEÑA

Lívida luna, vas huyendo
hacia la parte del silencio,
y qidén detrás,

                                    y quién
viene ligero como el tiempo.

Quién si no el tiempo,
mi señora,
quién si no el tiempo,
can oscuro,

te hace volar entre la noche clara.

Cansadamente cae tu velo
y miro tu ceniza
y me da pena.

autógrafo

Eliseo Diego


subir volver El oscuro esplendor (1966)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio