anterior autor siguiente

      TODA LA SOMBRA

no podría sufrir al verlos morir
de hambre ante mis propios ojos;
por ello he decidido llevarlos
mañana al bosque

Perrault

Y sucedió por fin que el hambre pudo
más que el buen pan, y Pulgarcito
perdió la huella.

                          No ha de  volver
nunca más a decir
todo está bien,
todo se arregla.

                        (Fue
por no verlos morir, tan solamente
por no verlos morir.
                        Y ya

es el tiempo de verlos).
                        Pulgarcito
descubre, llama, toca
el silencio del bosque.
                        Mis hermanos
(ha dicho)
                si tendrán
miedo en casa, quizás, de tanta sombra.

autógrafo

Eliseo Diego


subir volver El oscuro esplendor (1966)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio