anterior autor siguiente

      Y CUANDO EN FIN TODO ESTÁ DICHO

Y cuando, en fin, todo está dicho,
puesto el sombrero, al hombro el saco,
viene el adiós.

                                  Pero vagando
los ojos van a la cornisa
donde está el polvo del instante: así,
como al desgano,
—puesto el sombrero, al hombro todo—,
qué inmóviles quedamos, sí, qué blancos
mientras semoculta el tiempo en el adiós.

autógrafo

Eliseo Diego


subir volver El oscuro esplendor (1966)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio