anterior autor siguiente

    REPROCHE DEL GATO REAL

maldita sea la tierra...

¿Conoces tú las silenciosas estancias de la luna
y el apagado fulgor de esos inmensos vidrios
que lamentan la púrpura del rey,

que así tu ansia entre la noche raspa
la cuerda simple del horror?

Tus ojos de ámbar me han mirado
tan resignadamente, que tu odio
despierta en mí la misma nostalgia inmemorial.
.
Tus ojos de ámbar me han mirado
tan fijamente, desde tan lejos, que he sentido
bajo mis pies las áridas noticias de la maldición.

autógrafo

Eliseo Diego


subir volver El oscuro esplendor (1966)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio