anterior autor siguiente

  LAS CUATRO ESTACIONES DEL AÑO

          I

    NO ES UNA DELICADA PRIMAVERA

No es una delicada primavera
quien bulle en el jardín haciendo flores,
negra de arcilla y manchas de colores
y de toda sustancia verdadera.

No es una frágil niña pinturera
quien le prende a la tierra mil amores
y con la nada borda los primores
en que se mira la creación austera.

Es la joven perfecta, fuerte y pura
que eternamente vamos persiguiendo
por las inmemoriales lejanías.

Madre de toda luz, dulce ventura
de los que eternamente amaneciendo
vienen por los abismos de los días.

autógrafo

Eliseo Diego


subir volver Muestrario del mundo o Libro de las maravillas de Boloña (1967)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio