anterior autor siguiente

    ARQUEOLOGÍA

Dirán entonces: aquí estuvo
la sala, y más allá,
donde encontramos los fragmentos
de levísimo barro, el sitio
del calor y la dicha.
Luego

vendrá una pausa, mientras
el viento alisa los hierbajos
inconsolables; pero
ni un soplo habrá que les evoque
la risa, el buenas tardes,
el adiós.

autógrafo

Eliseo Diego


subir volver Los días de tu vida (1977)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio