anterior autor siguiente

        LA MUERTE

Ni diez personas iban a los últimos recitales del poeta español Blas de Otero. Pero cuando Blas de Otero murió, muchos miles de personas acudieron al homenaje fúnebre que se le hizo en una plaza de toros de Madrid. Él no se enteró.

autógrafo

Eduardo Galeano


subir volver El libro de los abrazos (1989)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio