anterior autor siguiente

        ICOD

Todo canta en el Valle luminoso
que a cantar me enseñó con su armonía;
desde el hondo, volcánico reposo
hasta el vivo trajín de la bahía.

Del dorado trigal, ceremonioso,
a la vid, con su verde celosía;
y del monte, profundo y rumoroso,
a la firme, costera crestería.

Brota, pues, del pentágrama radioso,
como el chorro tranquilo y amoroso
de una pura, envolvente melodía.

Y es que en ondas de eterna poesía
todo canta en el Valle luminoso
que a cantar me enseñó con su armonía.

autógrafo

Emeterio Gutiérrez Albelo


subir volver Emeterio Gutiérrez Albelo   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio