anterior autor siguiente

        LA FUGA DEL CENTAURO

El centauro Critón, en la carrera
de la vencida y humillada tropa,
retrasado quedó, pero galopa
por alcanzar oculta madriguera.

Detiénese de pronto: en la pradera,
de alto laurel bajo la verde copa,
una ninfa se baña, sin más ropa
que su larga y luciente cabellera.

El rumbo tuerce el fugitivo (¡pudo
más el amor que el riesgo!) y al desnudo
cuerpo de la beldad corre derecho;

Mas cuando sueña en su botín gallardo,
de Hércules triunfador vibrante dardo
los aires surca y le traspasa el pecho.



Enrique González Martínez


subir volver Lirismos (1907)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio