anterior autor siguiente

        IMPAVIDUM FERIENT FUINÆ

Tu corazón es vaso de tristeza
que fue colmando pródiga la vida;
para nuevo dolor ya no hay cabida
y ya la urna a desbordarse empieza.

Mas bajo la altivez y la fiereza
tu historia de pesar vive escondida...
¡También el cóndor con el ala herida
al cielo yergue la viril cabeza!

En medio al oleaje de tu duelo
nunca rogaste al implacable cielo
que separara el cáliz de tu boca.

Nunca la roca de la mar se cura,
Y te alzas en el mar de tu amargura
Impasible y audaz como la roca.



Enrique González Martínez


subir volver Lirismos (1907)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio