anterior autor siguiente

   EL CABALLO ROJO

Para Eugenia Huerta

Era un caballo rojo galopando sobre el inmenso río.
Era un caballo rojo, colorado, colorado
«como la sangre que corre cuando matan a un venado».
Era un caballo rojo con las patas manchadas de angustioso cobalto.
Agonizó en el río a los pocos minutos. Murió en el río.
La noche fue su tumba. Tumba de seco mármol
y nubes pisoteadas.

St. Louis, Mo., 1949

autógrafo

Efraín Huerta


subir volver Los poemas de viaje (1949-1953)   siguiente anterior
Greyhound Poems junio-julio de 1949
Voz: Efraín Huerta Voz: Efraín Huerta

audio Voz: David Huerta

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio