anterior autor siguiente

    EPISODIO

No me resolví nunca a abandonar la casa en el momento oportuno.
Del otro lado del cerco se me hicieron las señales convenidas.
La trepidación de un viejo automóvil, el graznido de las gaviotas
y se abstuvieron ya de razonar y de advertir
hundiéndose en el polvo victorioso, con la cabeza pesada.

autógrafo

Enrique Lihn


subir volver La pieza oscura. 1955-1962 (1963)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio