anterior autor siguiente

        EN LA ALDEA

Regresan de la era. Se oyen cercanas
las fuertes risotadas y las canciones
con que animan la vuelta los mocetones
que siguen, desde lejos, a las aldeanas.

Ya, detrás de las rejas de las ventanas,
estudian las muchachas contestaciones,
para dar a las tímidas declaraciones
que de rústicos labios salen galanas.

Como van a concluirse las romerías,
crecen las estruendosas algarabías
Y, halagando a una novia provocadora,

pasa diciendo un mozo de porte fiero,
al son de la guitarra conquistadora,
las postreras hazañas de un bandolero.

autógrafo

Evaristo Carriego


subir volver Misas Herejes (1908)   siguiente anterior
El alma del suburbio
audio Voz: Leonelli Marcela
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio