anterior autor siguiente

        A CARCAVALLO

          EN SU NOCHE

Porque esta hora todos la vivimos contigo,
y es propicia la noche y el ambiente es cordial,
vaya el trovar, gustado en el rincón amigo,
con un antiguo y vago sabor sentimental.

Por los que todavía creen un poco en la Luna,
por los que riman una canción de juventud,
por las damas que escuchan, suaves como en alguna
primavera de versos, ¡Compañero, salud!

Salud, por esta hora que vivimos contigo,
salud, porque al conjuro del verso que te digo
realicen su serena gloriosa comunión,

la Amistad y la Lira, la gracia femenina,
un puñado de rosas de la tierra argentina
y una copa del rojo vino del corazón.

autógrafo

Evaristo Carriego


subir volver Poemas póstumos (1913)   siguiente anterior
Envíos
audio Voz: Leonelli Marcela
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio