anterior autor siguiente

        EN DERREDOR

¡Átomos de mi espíritu dispersos
En el paraje agreste, preferido
Para soñar a solas con los versos
Del amor, de los celos, del olvido!
¡Átomos de mi espíritu dispersos!

En el aire flotáis como el perfume
De algo que fue el aroma de la vida:
¡De ese algo que se esparce y se consume
En cada amor pasado que se olvida,
En el aire flotáis como el perfume!...

El alma en primavera tiene flores;
Y aquellos versos míos, los primeros,
Eran la floración de mis amores,
Brotaron espontáneos y sinceros...
El alma en primavera tiene flores.

Secos y punzadores como cardos,
Hice versos después al episodio
De unos amores torpes y bastardos;
Canté los celos, el placer y el odio,
Secos y punzadores como cardos.

Hoy que dejo mis huellas en la nieve
Al volver al paraje preferido,
Como es invierno y nada me conmueve
Quiero hacer unos versos al olvido,
Hoy que dejo mis huellas en la nieve...

1898

autógrafo

Francisco A. de Icaza


subir volver Lejanías (1899)   siguiente anterior
Estados del Alma
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio