anterior autor siguiente

        UNA VIDA

¿A qué romper los apretados lazos
En que por llama intensa consumida
Mi juventud se extingue entre tus brazos!
¡Cada cita de amor es una vida!

Vas a llegar, y el corazón te espera
Como niño, saltando e impaciente;
Llegas, y al contemplarte, el alma siente
La placidez de la pasión primera.

Y sólo vuelvo en mí cuando te veo,
En todo el esplendor de tu hermosura,
Encarnando la clásica escultura
Modelada por mano del deseo.

Y cuando el triunfo del amor realizo,
Cuando me dejas ya, cuando te dejo
Y la ilusión primera se deshizo,
Cansado del placer me siento viejo.

Pero mañana con los mismos lazos
He de volver a la pasión suicida.
¡Qué importa que envejezca, si en tus brazos
Cada cita de amor es una vida!

1894

autógrafo

Francisco A. de Icaza


subir volver Lejanías (1899)   siguiente anterior
Estados del Alma
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio