anterior autor siguiente

        RETRATO

Es pálida; el negro traje,
Orlado de blanco encaje,
Aumenta su palidez;
Guarda en su negra pupila,
Profundamente tranquila,
La tristeza y la altivez;

Peina el cabello castaño
De un modo arcaico y extraño
A los usos de esta edad,
Que le da al rostro impasible
Una mezcla indefinible
De tristeza y majestad.

He pensado muchas veces,
Venciendo sus esquiveces,
Hasta su alma llegar,
Y saber qué es lo que quiere,
Si por un amor se muere
O si ya no puede amar.

Pero temí el desencanto
De no hallar amor y llanto
Sino sólo pose  y chic,
Y me reí de mi empeño
De dar el alma que sueño,
A ese cuadro de Van Dyck.

1895

autógrafo

Francisco A. de Icaza


subir volver Lejanías (1899)   siguiente anterior
Estados del Alma
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio