anterior autor siguiente

      CREPÚSCULO DE OCTUBRE

No mires el paisaje, parece un cromo:
Árboles amarillos, rojizo prado,
Y en el cielo entre verde y anaranjado
Unas nubes enormes color de plomo.

¡Qué contrastes del cuadro! ¡Cómo ha mentido
Por esta vez la sabia Naturaleza!
Tú, que tienes el culto de la belleza,
¿No descubres lo falso del colorido?

Lo falso del paisaje, y es verdadero,
No tomes mis palabras por paradoja...
Mira, ya todo cambia, la mancha roja
Se disuelve en un tono color de acero.

Azul rayano en negro parece el monte,
El cielo con estrellas se espolvorea,
Y la luz escarlata sólo bordea
El perfil ondulado del horizonte.

1898

autógrafo

Francisco A. de Icaza


subir volver Lejanías (1899)   siguiente anterior
Estados del Alma
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio