anterior autor siguiente

      LA ARTERIA ROTA

Como corre la sangre de la herida
Dejé correr en vano
El curso inútil de mi estéril vida.

Hoy , que exangüe me siento, a cada gota
Quisiera lo imposible, por mi mano
Ligar la arteria rota;

Vivir de nuevo modo la existencia,
Y no del que condeno
Cuando a solas pregunto a mi conciencia,
¿Fui sabio, he sido artista , he sido bueno?

1895

autógrafo

Francisco A. de Icaza


subir volver Lejanías (1899)   siguiente anterior
Del Libro del Dolor
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio