anterior autor siguiente

        PSIQUIS Y AMOR

Arriba, el sol en llamaradas rojas
Envuelve el bosque; mas sus vivas llamas
Al pasar por los claros de las hojas
Toman el tono de las verdes ramas.

Todo reposa en el paraje umbrío,
Todo respira bienhechor descanso:
La luz, el aire, hasta el revuelto río
Se adormece en la curva del remanso.

Y allá en el fondo, se levanta el grupo
De Psiquis y de Amor, siempre impasible,
Viviendo con la vida indefinible
Que un arte excelso transmitirle supo.

Y hoy y mañana pasarán las horas,
Y sobre el pedestal donde la yedra
Enlaza sus guirnaldas trepadoras
Con las hojas de acanto de la piedra,

En un abrazo interminable unidos,
Y medio ocultos por ramaje espeso,
Psiquis y Amor en mármol esculpidos
Eternamente se darán un beso.

1898

autógrafo

Francisco A. de Icaza


subir volver Lejanías (1899)   siguiente anterior
Del Libro del Dolor
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio