anterior autor siguiente

VIÑETAS FLAMENCAS

JUAN BREVA

Juan Breva tenía
cuerpo de gigante
y voz de niña.
Nada como su trino.
Era la misma
pena cantando
detrás de una sonrisa.
Evoca los limonares
de Málaga la dormida,
y hay en su llanto dejos
de sal marina.
Como Homero cantó
ciego. Su voz tenía,
algo de mar sin luz
y naranja exprimida.

autógrafo

Federico García Lorca


subir volver Poema del cante jondo (1921-1922)   siguiente anterior
manuscrito Manuscrito
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio