anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

ANIMA A LOS BOTICARIOS CON EL EJEMPLO DE LA MAGDALENA

Llegó a los pies de Cristo Magdalena,
De todo su vivir arrepentida;
Y viéndole a la mesa, enternecida,
Lágrimas derramó en copiosa vena.

Soltó del oro crespo la melena,
Con orden natural entretejida,
Y deseosa de alcanzar la vida,
Con lagrimas bañó su faz serena.

Con un vaso de ungüento los sagrados
Pies de Jesús ungió, y él diligente
La perdonó (por paga) sus pecados.

Y pues aqueste ejemplo veis presente,
¡Albricias, boticarios desdichados,
Que hoy da la gloria Cristo por ungüente!

autógrafo

Francisco de Quevedo y Villegas


subir   poema aleatorio   Flores de poetas ilustres de España (1603)   siguiente / next   anterior / previous
Pedro Espinosa. Soneto