anterior autor siguiente

    DIANA Y ACTEÓN

Estábase la Efesia cazadora
Dando en aljófar el sudor al baño,
En la estación ardiente, cuando el año
Con los rayos del Sol el Perro dora.

De sí (como Narciso) se enamora;
(Vuelta pincel de su retrato extraño),
Cuando sus ninfas, viendo cerca el daño,
Hurtaron a Acteón a su señora.

Tierra le echaron todas por cegalle,
Sin advertir primero que era en vano,
Pues no pudo cegar con ver su talle.

Trocó en áspera frente el rostro humano,
Sus perros intentaron de matalle,
Mas sus deseos ganaron por la mano.

autógrafo

Francisco de Quevedo y Villegas


subir volver Flores de poetas ilustres de España (1603)   siguiente anterior
Pedro Espinosa. Soneto
enlace Versión posterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio