anterior autor siguiente

        RIMA XXXIX

¿A qué me lo decís? Lo sé: es mudable,
es altanera y vana y caprichosa;
antes que el sentimiento de su alma,
brotará el agua de la estéril roca.

Sé que en su corazón, nido de sierpes,
no hay una fibra que al amor responda;
que es una estatua inanimada..., pero...
          ¡es tan hermosa!

autógrafo

Gustavo Adolfo Bécquer


subir Libro de los gorriones (nº75)   siguiente nº76 anterior nº74
volver Rimas (Edición 1871)   siguiente Rima XL anterior Rima XXXVIII
manuscrito Manuscrito BNE
Voz: Antonio Mula Franco Voz: Antonio Mula Franco

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio