anterior autor siguiente

        RIMA XLVII

  Yo me he asomado a las profundas simas
      de la tierra y del cielo,
y les he visto el fin o con los ojos
      o con el pensamiento.

  Mas ¡ay!, de un corazón llegué al abismo
      y me incliné un momento,
y mi alma y mis ojos se turbaron:
      ¡Tan hondo era y tan negro!

autógrafo

Gustavo Adolfo Bécquer


subir Libro de los gorriones (nº2)   siguiente nº3 anterior nº1
volver Rimas (Edición 1871)   siguiente Rima XLVIII anterior Rima XLVI
manuscrito Manuscrito BNE
Voz: Antonio Mula Franco Voz: Antonio Mula Franco

Voz: Leonelli Marcela Voz: Leonelli Marcela

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio