RIMA LXVIII

No sé lo que he soñado
en la noche pasada.
Triste, muy triste debió ser el sueño,
pues despierto la angustia me duraba.

Noté al incorporarme
húmeda la almohada,
y por primera vez sentí al notarlo,
de un amargo placer henchirse el alma.

Triste cosa es el sueño
que llanto nos arranca,
mas tengo en mi tristeza una alegría...
¡Sé que aún me quedan lágrimas!

autógrafo

Gustavo Adolfo Bécquer


subir Libro de los gorriones (nº61)   siguiente nº62 anterior nº60
volver Rimas (Edición 1871)   siguiente Rima LXIX anterior Rima LXVII
manuscrito Manuscrito BNE
Voz: Leonelli Marcela Voz: Leonelli Marcela
Voz: Antonio Mula Franco Voz: Antonio Mula Franco
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio