RECOMENDACIONES PARA DOMESTICAR A UN AVESTRUZ

Primero se le coge de una pata,
luego se le propina un puntapié,
más tarde se le da un terrón de azúcar
y acto seguido pan y leche y palos.

Transcurridos seis meses por lo menos
diciendo abracadabra se le cuelga
de un árbol muy frondoso de tal guisa
que pasar pueda ver los autobuses.

Después de encomendarle a San Pancracio
—patrono de las aves de corral—,
se le cortan las alas, se le pinta
de amarillo y azul la cresta y basta.

Y a esperar, esperar... Todo en la vida
ya sabemos que es cosa de paciencia.
Si esto hacéis, yo os prometo que algún día
podréis llevar a un avestruz al cine.

autógrafo
Gabino-Alejandro Carriedo


subir  volver  Los animales vivos (1951)   siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Extraído de la página de Gabino-Alejandro Carriedo Muestra de poemas extraídos de la colección más extensa allí incluida por Mario Paz, junto a una Presentación, un apartado de Bio-bibliografía, Imágenes y Textos del autor, así como Entrevistas y una Bibliografía crítica y sección de Enlaces.