anterior autor siguiente

      CANTICA

¡Eya, velar! ¡Eya, velar! ¡Eya, velar!

  Velat, aljama de los judíos,
            ¡eya, velar!,
que non vos furten al Fijo de Díos.
            ¡Eya, velar!
  Ca furtárvoslo querrán,
            ¡eya, velar!,
Andrés e Peidro et Johán.
            ¡Eya, velar!
  Non sabedes  tanto descanto,
            ¡eya, velar!,
que salgades de so encanto.
            ¡Eya, velar!
  Todos son ladronciellos,
            ¡eya, velar!,
que assechan por los pestiellos.
            ¡Eya, velar!
  Vuestra lengua tan palabrera,
            ¡eya, velar!,
havos dado mala carrera.
            ¡Eya, velar!
  Todos son omnes plegadizos,
            ¡eya, velar!,
rioaduchos mescladizos.
            ¡Eya, velar!
  Vuestra lengua sin recabdo,
            ¡eya, velar!,
por mal cabo vos ha echado.
            ¡Eya, velar!
  Non sabedes tant de engaño,
            ¡eya, velar!,
que salgades ende este año.
            ¡Eya, velar!
  Non sabedes tanta razón,
            ¡eya, velar!,
que salgades de la prisión.
            ¡Eya, velar!
  Tomaseio e Matheo,
            ¡eya, velar!,
de furtarlo han gran deseo.
            ¡Eya, velar!
  El discípulo lo vendió,
            ¡eya, velar!,
el Maestro non lo entendió.
            ¡Eya, velar!
  Don Philipo, Simón e Judas,
            ¡eya, velar!,
por furtar buscan ayudas.
            ¡Eya, velar!
  Si lo quieren acometer,
            ¡eya, velar!,
¡oy es día de parescer!
            ¡Eya, velar!
¡Eya, velar! ¡Eya, velar! ¡Eya, velar!



Gonzalo de Berceo


subir volver Canticas   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio