anterior autor siguiente

      INVITACIÓN A LA ISLA

Irma, tiéndete a soñar
sobre la menuda arena.
Nuestra carne se serena
al viento libre del mar.

Ya han empezado a sacar
las barcas de la carena
y la marisma se llena
de la áurea gloria solar.

El fresco soplo del ostro
nos guiará. Mira mi rostro
barbudo de dios marino.

En mi gabarra ligera
te llevaré a la ribera
donde es más sabroso el vino.

Gregorio Castañeda Aragón


subir volver Mástiles al sol (1940)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio