anterior autor siguiente

        NOCHES DE PUERTO

Es la alta noche. Un bergantín se aleja,
y se oye el discurrir de los marinos
por la playa. La brisa aúlla y se queja
e los blancos velámenes latinos.

Larga en el agua sus bermejos arcos
En faro. El campanil la hora — golpea
Y la elástica sombra de los barcos
persigue como un perro la marea.

A la salobre paz de las riberas
llegan risas y voces extranjeras
con el ebrio tumulto de las olas,

Y entre las notas de un cantar de ausente
Viene un verso de amor de allá, del puente
De las pesadas naves españolas.

Gregorio Castañeda Aragón


subir volver Gregorio Castañeda Aragón   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio