anterior autor siguiente

        VINO ALEGRE

Yo sé que alguna vez, cabe la orilla
de tu Guadalquivir, bajo palmeras
y naranjos, bebiendo manzanilla,
oiré tu voz, campana de las eras.

Sé que en alegre ventanal me esperas,
en cruz ceñida al cuerpo la mantilla,
cada noche de amor y de quimeras
de ésas de tu romántica Sevilla.

He amado en ti los ojos y las bocas
estremecidos bajo los parrales
de vino y de pasión y de locura,

y he soñado los sueños que tú evocas
rimándote floridos madrigales
al fresco alar de tu melena oscura.

Gregorio Castañeda Aragón


subir volver Gregorio Castañeda Aragón   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio