CONSEJO MORTAL

Levanta tu edificio. Planta un árbol.
Combate si eres joven. Y haz el amor, ¡ah, siempre!
Mas no olvides al fin construir con tus triunfos
lo que más necesitas: Una tumba, un refugio.

autógrafo

Gabriel Celaya


subir  volver  Buenos días, buenas noches (1976)   siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio