anterior autor siguiente

    AZUCENAS EN CAMISA

A Fernando Villalón

Venid a oír de rosas y azucenas
    la alborotada esbelta risa
Venid a ver las rosas sin cadenas
    las azucenas en camisa

Venid las amazonas del instinto
    los caballeros sin espuelas
aquí al jardín injerto en laberinto
    de girasoles y de bielas

Una música en níquel sustentada
    cabellos curvos peina urgente
y hay sólo una mejilla acelerada
    y una oropéndola que miente

Agria sazón la del febril minuto
    todo picado de favores
cuando al jazmín le recomienda el luto
    un ruiseñor de ruiseñores

Cuando el que vuelve de silbar a solas
    el vals de «Ya no más Me muero»
comienza a perseguir por las corolas
    la certidumbre del sombrero

No amigos míos Vuelva la armonía
    y el bienestar de los claveles
Mi corazón amigos fue algún día
    tierno galope de corceles

Quiero vivir La vida es nuevo estilo
    grifo de amor grifo de llanto
Girafa del vivir Tu cuello en vilo
    yo te estimulo y te levanto

Pasad jinetes leves de la aurora
    hacia un oeste de violetas
Lejos de mí la trompa engañadora
    y al ralantí vuestras corvetas

Toman las nubes a extremar sus bordes
    más cada día decisivos
Y a su contacto puéblense de acordes
    los dulces nervios electivos

Rozan mis manos dádivas agudas
    lunas calientes y dichosas
Sabed que desde hoy andan desnudas
    las azucenas y las rosas

autógrafo

Gerardo Diego, 1931


subir volver Poemas adrede (1932)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio