anterior autor siguiente

    RETRATO EPIGRAMÁTICO

Fernando Villalón,
almanaque de sol.
Piedra picada
y halo de sombrero.

Si yo fuera cubista
sin dejar de ser Goya, qué retrato.
Y rebosando del chaleco,
reloj de oro y de oro el corazón.

Por la calle Lira
allá va con su médium
Fernando el cristianísimo,
ángel rebelde del espiritismo.

autógrafo
Gerardo Diego


subir volver La suerte o la muerte: poema del toreo (1926-1941) (1963)   siguiente anterior
audio Voz: Gerardo Diego

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio