anterior autor siguiente

  A UNA MARIPOSA

Fugaz mariposa,
Que de oro y zafir
Las alas ostentas,
Alegre y feliz.

¡Cuál siguen mis ojos
Tu vuelo gentil,
Que al soplo desplegas
Del aura de abril.

Ya rauda te lanzas
Al bello jardín,
Ya en rápidos giros
Te acercas a mí.

Del sol a los rayos
Que empieza a lucir,
¡Con cuanta riqueza
Te brinda el pensil!

Sus flores la acacia
Desplega por ti,
Y el clavel fragante
Su ardiente rubí.

Abre la violeta
Su seno turquí,
La anémona luce
Su vario matiz.

Ya libas el lirio,
Ya el fresco alhelí,
Ya trémula besas
El blanco jazmín.

¡Mas, ¡ay!, cuán en vano
Mil flores y mil,
Por fijar se afanan
Tu vuelo sin fin!...

¡Ay!, que ya te lleva
Tu audaz frenesí,
Do ostenta la rosa
Su puro carmín.

¡Temeraria, tente!
¿Dó vas, infeliz?...
¿No ves las espinas
De punta sutil?

Torna a tu violeta,
Torna a tu alhelí,
No quieras, incauta,
Clavada morir.

Abril de 1836 1

autógrafo

Gertrudis Gómez de Avellaneda


1 Datado en 1838 en Poesías de la excelentísima señora Dª Gertrudis Gómez de Avellaneda de Sabater (1850) Madrid.


subir volver Poesías de la señorita Dª Gertrudis Gómez de Avellaneda (1841)   siguiente anterior
versión versión de Poesías líricas (1877)
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio