anterior autor siguiente

        LEY ES AMAR.
CANCIÓN DE PARNY, TRADUCIDA LIBREMENTE.

Vosotras que huis de Cupido
                    La blanda lid,
Corred de mi lira al sonido...
                    ¡Corred y oíd!
En vano la dulce cadena
                    Será esquivar:
Natura imperiosa la ordena;
                    Ley es amar.

Ayer en el bosque mi Nice
                    Cantaba así:
—«Que amor es muy fuerte —se dice—;
                    Mas venga a mí.
Yo juro a su yugo mi cuello
                    Jamás postrar:
Jamás en mi frente su sello
                    Podrá grabar».

Llegué por detrás despacito,
                    Y en su alba sien
Un beso a imprimir me limito,
                    Que sintió bien.
Se vuelve con rostro encendido;
                    Quiere gritar...
Mas yo murmuraba a su oído,
                    ¡Ley es amar!

La bella se turba y repite,
                    —«¡Libre he de ser!
—«Natura, mi bien, no permite
                    Tanto poder.
—«No cuento quince años», —replica—,
                    «Quiero jugar:
Natura a las niñas no aplica
                    La ley de amar».

—«Amor es también un infante»,
                    Respondo yo:
Mas ella con voz vacilante
                    Repite —«¡No!»
—«Los juegos de amor ¿quién no entiende?»
                    Torno a exclamar:
Su llama en tus ojos se enciende...
                    Ley es amar.

Más tarde, me dice, y suspira
                    Mi dulce bien.
Más tarde... y temblando me mira
                    Ya sin desdén.
—«Cual flor la belleza, mi Nice,
                    Muy frágil es»:
La flor al Favondo no dice
                    «Vuelve después».

—«Es pérfido amor», clama luego:
                    Hiere y se va.
—«Si es tierno, mi Nice, y es ciego,
                    ¿Dónde se irá?»
—«No sé, mas confieso que abrigo
                    Grande pavor».
—«Verás, si te qtuedas conmigo,
                    Huir tu temor».

— «No debo», murmura, y enojos
                    Quiere mostrar;
Mas ya me declaran sus ojos
                    Que es ley amar.
De pronto se alarma y querella...
                    «¡Fue con razón!»
Va a huir; mas huyendo la bella
                    Dio un tropezón...

Se abrieron entonces mil flores,
                    Y el sitio aquel
Perfuman con nuevos olores
                    Nardo y clavel.
Las aves más gratos concentos
                    Dejan ya oír:
Parece que imitan los vientos
                    Dulce gemir.

Se enlaza la hiedra a su apoyo
                    Con más placer:
Más blando murmurio el arroyo
                    Forma al correr:
Al césped con su onda ligera
                    Llega a besar,
Y el eco devuelve do quiera
                    ¡Ley es amar!

Diciembre de 1842

autógrafo

Gertrudis Gómez de Avellaneda


subir volver Poesías de la excelentísima señora... (1850)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio