anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        LEY ES AMAR.
CANCIÓN DE PARNY, TRADUCIDA LIBREMENTE.

Vosotras que huis de Cupido
                    La blanda lid,
Corred de mi lira al sonido...
                    ¡Corred y oíd!
En vano la dulce cadena
                    Será esquivar:
Natura imperiosa la ordena;
                    Ley es amar.

Ayer en el bosque mi Nice
                    Cantaba así:
—«Que amor es muy fuerte —se dice—;
                    Mas venga a mí.
Yo juro a su yugo mi cuello
                    Jamás postrar:
Jamás en mi frente su sello
                    Podrá grabar».

Llegué por detrás despacito,
                    Y en su alba sien
Un beso a imprimir me limito,
                    Que sintió bien.
Se vuelve con rostro encendido;
                    Quiere gritar...
Mas yo murmuraba a su oído,
                    ¡Ley es amar!

La bella se turba y repite,
                    —«¡Libre he de ser!
—«Natura, mi bien, no permite
                    Tanto poder.
—«No cuento quince años», —replica—,
                    «Quiero jugar:
Natura a las niñas no aplica
                    La ley de amar».

—«Amor es también un infante»,
                    Respondo yo:
Mas ella con voz vacilante
                    Repite —«¡No!»
—«Los juegos de amor ¿quién no entiende?»
                    Torno a exclamar:
Su llama en tus ojos se enciende...
                    Ley es amar.

Más tarde, me dice, y suspira
                    Mi dulce bien.
Más tarde... y temblando me mira
                    Ya sin desdén.
—«Cual flor la belleza, mi Nice,
                    Muy frágil es»:
La flor al Favondo no dice
                    «Vuelve después».

—«Es pérfido amor», clama luego:
                    Hiere y se va.
—«Si es tierno, mi Nice, y es ciego,
                    ¿Dónde se irá?»
—«No sé, mas confieso que abrigo
                    Grande pavor».
—«Verás, si te qtuedas conmigo,
                    Huir tu temor».

— «No debo», murmura, y enojos
                    Quiere mostrar;
Mas ya me declaran sus ojos
                    Que es ley amar.
De pronto se alarma y querella...
                    «¡Fue con razón!»
Va a huir; mas huyendo la bella
                    Dio un tropezón...

Se abrieron entonces mil flores,
                    Y el sitio aquel
Perfuman con nuevos olores
                    Nardo y clavel.
Las aves más gratos concentos
                    Dejan ya oír:
Parece que imitan los vientos
                    Dulce gemir.

Se enlaza la hiedra a su apoyo
                    Con más placer:
Más blando murmurio el arroyo
                    Forma al correr:
Al césped con su onda ligera
                    Llega a besar,
Y el eco devuelve do quiera
                    ¡Ley es amar!

Diciembre de 1842

autógrafo

Gertrudis Gómez de Avellaneda


subir   poema aleatorio   Poesías de la excelentísima señora... (1850)   siguiente / next   anterior / previous