anterior autor siguiente

              A DIOS.
    CÁNTICO DE GRATITUD

                Tú, que huellas
                Las estrellas
Y tu sombra muestras en el sol;
                Cuando brilla
                Sin mancilla
¡Entre nácar y oro y arrebol!
                ¡Tú, que enfrenas
                Con arenas
Las potentes olas de la mar,
                Dando al viento
                Son violento
Al hacerlo a tu placer volar!
                ¡Tú, que doras
                Las auroras
Y las ornas con tan gran primor
                Dando al ave
                Voz suave
Con que cante su primer albor!
                ¡Tú que hiciste
                Grave y triste
De las noches la solemne faz,
                Y en los sueños
                Sus beleños
Haces viertan lisonjera paz!
                ¡Ser inmenso,
                Que el incienso
De natura miras en tu altar!
                ¡Tú a quien aman
                Y proclaman
Sol y cielo, viento, tierra y mar!
                De mi lira
                Que hoy suspira
Dulces ecos de placer y amor,
                ¡Yo te pido
                Que el sonido
Grata acoja tu bondad, señor!
                Hora aliento
                Y ardimiento
A mi pecho tu favor le da,
                Y en ti alcanza
                Mi esperanza
Nuevas alas que desplega ya.
                Así al prado
                Ya agostado
Fresca lluvia mandas bienhechor,
                Y restauras
                Con las auras
Leves hojas de marchita flor.
                ¡Que bendito,
                ¡Oh infinito!
Siempre sea tu feliz poder!
                ¡Y a tu nombre
                Rinda el hombre
Culto eterno de verdad do quier!

Marzo de 1846

autógrafo

Gertrudis Gómez de Avellaneda


subir volver Poesías de la excelentísima señora... (1850)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio