anterior autor siguiente

      CORDERITO

Corderito mío,
suavidad callada:
mi pecho es tu gruta
de musgo afelpada.
 
Carnecita blanca,
tajada de luna:
lo he olvidado todo
por hacerme cuna.

Me olvidé del mundo
y de mí no siento
más que el pecho vivo
con que te sustento.

Y sé de mí sólo
que en mí te recuestas.
Tu fiesta, hijo mío,
apagó las fiestas.

autógrafo

Gabriela Mistral


subir volver Ternura (1924) Canciones de cuna   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio