anterior autor siguiente

      NOCHE

Las montañas se deshacen,
el ganado se ha perdido;
el sol regresa a su fragua:
todo el mundo se va huido.

Se va borrando la huerta,
la granja se ha sumergido
y mi cordillera sume
su cumbre y su grito vivo.

Las criaturas resbalan
de soslayo hacia el olvido,
y también los dos rodamos
hacia la noche, mi niño.

autógrafo

Gabriela Mistral


subir volver Lagar (1954)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio