anterior autor siguiente

SOBRE LOS INCIERTOS PLACERES DE LA VIDA

¿Hay estado que esté libre
de la horrorosa tristeza?
¿A quién no roba la sangre
de la mejilla la pena?

Mi alma el vergel de esta vida
contempló con faz atenta,
y no encontró rosa alguna
sin espina que la hiriera.

¡Cuántos años he vagado
en torno de las tabernas
y no gustado yo vino
que no cause borrachera!

autógrafo

Gaspar María de la Nava Álvarez, Conde de Noroña


subir volver Poesías Asiáticas 1833. Poesías turcas   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio