anterior autor siguiente

        AUSENCIA

Sé que a las puertas de mi dura casa
por mí yo estuve preguntando un día.
¡Ausente!, respondieron. Y era mía
la voz que sufre, descorpora y pasa.

Mis señas escribí en la piel escasa
de la mano y clamé que volvería.
¡Mas, para qué insinuarme, si sabía
que soy ausencia y combustión sin brasa!

¡Ah del que verdes arcoiris junta
y su hospitalidad ruega y auxilio
para alondras que el aire descoyunta!

¡Ah de la codorniz casi utensilio,
y del que ausente de su ser pregunta
por su vida en su propio domicilio!

autógrafo

Germán Pardo García


subir volver Centauro al sol (1959)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio