anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        ÁNGELES DE LA SOLEDAD

Un sólo ruido, el más ligero ruido
los pudiera alejar y una mirada
deshojarles la luz inmaculada
donde está su misterio suspendido.

Permaneced, arterias, sin latido.
Labios míos, callad. Mano agitada
por el Verbo: quedad inanimada.
Un sólo ruido, el más ligero ruido

los pudiera ahuyentar. Un movimiento
de mi espíritu herirles. El aliento
de un turpial afligir su delicada

soledad y el dolor me mataría.
Alondras del arrullo: aún no es de día.
Alondras: aguardad la madrugada.

autógrafo

Germán Pardo García


subir   poema aleatorio   Los ángeles de vidrio (1962)   siguiente / next   anterior / previous