anterior autor siguiente


sí     ha despertado     la luz bruscamente la colma     su venir de lo oscuro a lo claro ha sido todo un viaje     lo negro y lo blanco en tomo de ella afirman su presencia     el día que comienza con esta luz indecisa e irá a la noche recorrerá una gran distancia por ahora los colores más próximos al blanco son el azul y el amarillo     el paisaje es pesantez y vuelo movimiento y contramovimiento como un péndulo que se balancea

sí     es otra vez la tierra     la piedra que cae provoca un ruido seco     el cuerpo de las letras es ágil sobre lo blanco     voces resuenan y se apagan y el delfín dorado cambiará a verde olivo cuando muera

el instante se abre en una flor de luces     la mesa iluminada es cálida     y la silla sus manos y el muro tienen la claridad de la hora que como una visitadora quieta se posa sobre las superficies

las cosas se abren por su temperatura     ojos sufren mirando como ventanas por madera impedidas o como aves que no pueden volver     su propio cuerpo     aire al color visible     se añade un sonido     una imagen se cierra     ha despertado

la silla blanca es ligera

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Ajedrez: Navegaciones   (1969)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio