anterior autor siguiente


las mitades separadas que el deseo atrae a su centro como a un espacio de   reunión donde el ser unido resplandecerá completo     la afinidad que los conduce como un color a su sonido ascendiendo a un yo único donde el movimiento de uno y otro llega  a ser inseparable     las miradas que convergen y emergen hacia afuera y hacia adentro mientras hierve el deseo en su conjunción

los senos de ella que como nubes henchidas de lluvia se mecen sobre su ombligo     y las pulsaciones fugitivas de su sangre que llevan intensamente hacia su centro al recobrado que sufre como un cuerpo en gestación o descansa como un rojo solitario en una esfera

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Ajedrez: Navegaciones   (1969)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio