anterior autor siguiente


La noche llena todos los arroyos
las ramas inclinadas y la arboleda misma

la bestia cintilante       la piel que la luz hace oír
el amarillo múltiple que brota en línea organizada
el quieto ruido verde sembrado de rápida existencia

el rayo fijo y suave sobre cada lomo
la huella de la garra     que en el barro reposa como gesto

el carapacho que fue lira1
el animal ciego que tropieza
como si anduviera perdido en jaulas invisibles2

el hombre perturbado por su propio silencio1
el buey sin alas que se mueve
según el mecerse de las hierbas

el búho que vive clavado entre las horas
hasta que la muerte lo arranca como a una rama seca
el despoblado viento en el que se oye un ala1
el prodigioso saco como pera marchita3
el vasto lienzo de la animalia húmeda
en el que verdes rojos y naranjas
y plumas y pieles luminosas
lentamente se secan

autógrafo

Homero Aridjis


1 Verso omitido en otra versión.

2 En otra versión.   como si estuviera perdido en jaulas invisibles

3 En otra versión.   el prodigioso saco como pera maldita


subir volver Los espacios azules   (1969)   siguiente anterior
Voz: Homero Aridjis Voz: Homero Aridjis

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio