anterior autor siguiente


La punta de la llama se dora
en los signos que se abren en los cuerpos
el sentido empieza a vislumbrarse
en la flor que guarda con fidelidad su centro
y las imágenes se dibujan en el cielo
para que el hombre lea en ellas la vida

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Los espacios azules   (1969)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio