anterior autor siguiente


Hay un río
que corre al mismo tiempo que este río
la mirada lo atraviesa
como ave que se hunde
en un espacio blanco

moviéndose en sus luces
parece no moverse
siempre volando
en una claridad presente
que será y que fue

a cada instante se va al olvido
con seres y flores del jardín terrestre
y palabras que suben a lo alto
dichas aquí

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Quemar las naves   (1975)   siguiente anterior
Exaltación de la luz
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio