anterior autor siguiente

        ERÓTICA

Globos
El deseo perfora
en la clara dureza de su cuerpo,
delgadeces empujan en su vientre
un temblor que si se agita salta,
ritmos balancean bajo su pecho
viva abundancia que el deseo persigue
con una sombra flaca.

Deseo
Dos llamas que apagan su calor
cuando están más fundidas,
y tienen más desolación
cuando parecen más unidas.

Pareja
Dos cuerpos que agotan su fervor
en otro cuerpo,
que es suyo y no es suyo
al mismo tiempo.

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Imágenes para el fin del milenio   (1986)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio