anterior autor siguiente

  DE HAMBRES Y HOMBRES

El hambre que horada
Las paredes del hombre,
busca salir al aire.

Ocupación de hombre:
hilar horas
con la aguja del hambre.

Matar el hambre
es matar al hombre,
porque no hay hambre sin hombre.

El hombre
no hace años,
hace hambres.

En el hombre,
la hembra
enhebra hambres.

El hambre es un halcón
encerrado
en las paredes del hombre.

En este mundo de hombrientos,
no hay mayor placer
que el de hartar hambres.

El hombre tiene hambre,
hambre de aire,
hambre de sed,
hambre de hombres.

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Nueva expulsión del paraíso   (1990)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio